Ambiental Noticias Social

Aumento salarial y otros beneficios: Los acuerdos logrados tras paro de recolectores de basura en Rancagua

Basura-1024x591

Si bien consiguieron un reajuste de sus sueldos por debajo de lo esperado, lograron beneficios laborales impensados antes de la paralización.

Luego de seis días de paralización total de sus faenas, el sindicato de trabajadores del servicio de recolección de basura de Rancagua decidió poner fin a la huelga tras llegar a acuerdo con la empresa Veolia Chile, previa ratificación de la asamblea.

Esto permitió, desde este lunes a las 6 de la mañana, el retorno del servicio habitual en la capital de O’Higgins.

Respecto de la resolución del conflicto, el gerente de Operaciones de Veolia Chile, Cristián Salas, señaló a El Tipógrafo que en cuanto al proceso de negociación “ellos tenían expectativas muy altas”, y que “nosotros dimos todo lo que teníamos en la mesa”, asegurando que “no nos guardamos nada”.

En esa línea, el dirigente de Veolia Chile indicó que “ellos entendieron y negociamos sobre el 20%”, recordando que generalmente las negociaciones a nivel nacional “están en 7% u 8%”, por lo tanto, “creemos que es buena negociación para ellos”.

El presidente del gremio -que agrupa a 82 funcionarios de la empresa- Denis Catalán, detalló los beneficios logrados: “Conseguimos bonos escolares, un préstamo blando, una cafetería, un acuerdo de cuota mortuoria”. Adicional a esto, lograron obtener un reajuste salarial de “un 25% para los choferes y un 14% para los auxiliares”.

Respeto de aquello, el dirigente señaló que “nada de esto teníamos, nosotros recibíamos solo el sueldo”, por lo cual “estamos conformes con esto, y lo mejor fue el respeto de la gente, de los jefes también”.

Como representante de los trabajadores, Catalán sostiene que “los jefes nos miraban por debajo del hombro y ahora cambió 100%”, recalcó.

Según rememora, “para la Gerencia en Santiago, durante un año y medio, nosotros no existíamos” sin embargo, “ahora ya saben que existimos”, recalca el dirigente.

Por otro lado, Catalán sostiene que “esto se va a reajustar anualmente según el IPC y la negociación dura 2 años y 6 meses y ahí vamos a poder negociar de nuevo”, indica.

Por el momento, el dirigente señala que no existen peticiones que quedaron sin resolver, sin embargo, advierte que “a lo mejor por el camino se van a dar algunas cosas”.

O en el caso de que las promesas de la empresa no se lleven a cabo, asegura que “ahí vamos a estar nosotros para estar vigilando que se cumpla”, recalca.

En cuanto a los plazos para llevar a cabo la implementación de los beneficios, el dirigente plantea que “para implementar el casino se dio un plazo de 6 meses”, mientras que el aumento de sueldo “corre de este mes”. Y en cuanto a los días que mantuvieron en paro “se nos van a pagar todo” indicó Denis Catalán.

Nota: El tipógrafo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *