Noticias Salud Social

Central de Alimentación: cuidando la salud nutricional de los pacientes hospitalizados

Central de Alimentación HCH (4)
  • Una importante y silenciosa labor realiza a diario este importante servicio en Hospital de Mercedes Chimbarongo.

Central de Alimentación HCH (5)

Chimbarongo, jueves 21 de junio de 2018.- En octubre de 2017 fue inaugurado el nuevo Hospital de Mercedes Chimbarongo; con esto, diferentes servicios y unidades modernizaron sus prestaciones en salud hacia la comunidad. No obstante, un servicio ha estado trabajando de forma silenciosa, aunque su labor es sumamente importante para el cuidado nutricional de los pacientes hospitalizados y los niños(as) del jardín infantil “Siete Enanitos”; nos referimos a la Central de Alimentación.

Central de Alimentación HCH (3)

Su encargada, la nutricionista Valeria Araya Pavez, entrega detalles de cómo es el funcionamiento de la central, “se basa principalmente en la inocuidad de los alimentos, los que son derivados a los pacientes hospitalizados y a los niños del jardín. Son cinco tiempos de comidas que son desayuno, almuerzo, once, cena y colación nocturna, y al jardín se le entrega el almuerzo y once, la última a cargo del Sedile (fórmulas lácteas)”.

Central de Alimentación HCH (2)

En la central de alimentación trabajan dos manipuladoras de alimento, Patricia Basualto y Leonor Arenas, junto con la encargada de distribución y lavado de vajilla- bandejas, Rosario González, además de una auxiliar de servicio para limpieza e higienización del sector (Natalie Becerra), y una encargada (nutricionista) que va rotando cada cuatro meses: “esta rotación nos permite conocer toda las áreas (incluye atención de policlínico) y tener las mismas competencias dentro del hospital”, agregó Valeria.

Central de Alimentación HCH (1)

El funcionamiento

“Las manipuladoras se encargan de la elaboración de cada tipo de régimen, mientras que la nutricionista planifica, coordina, controla y supervisa toda la línea de producción para que los alimentos lleguen en las mejores condiciones a los pacientes hospitalizados que están inmunodeprimidos, por eso, si existiese una alteración en la cadena se podrían ver afectados”, sostuvo la profesional.

 

A su labor diaria como encargada de la central, se suma las visitas que debe realizar al servicio de hospitalización para la evaluación nutricional de cada paciente: “mínimo una vez al día y cuantas veces sea necesario, donde veo los ingresos, qué tipo de pacientes están, qué tipo de régimen, etc. y con todos esas indicaciones, se las paso a las manipuladoras que preparan los alimentos y luego la encargada de reparto los lleva a sala, entregando paciente por paciente. En el caso de quienes necesiten apoyo en cuanto a su alimentación, las tens de dicho servicio son quienes se encargan de asistirlo”.

 

El cambio al nuevo hospital, una mayor responsabilidad

Por muchos años, la central de alimentación estuvo ubicada en uno de los pasillos laterales del viejo edificio, cercano al sector de la ex-maternidad. Con el cambio al nuevo centro asistencial, hoy cuentan con un acogedor espacio, con todas las normas sanitarias acordes para elaboración de productos alimenticios, higienizados permanentemente. Y dada esas condiciones, la responsabilidad es mayor: “tenemos mayores funciones por realizar, pero a la vez, todas asumimos un compromiso por hacer bien nuestro trabajo”, enfatizó la nutricionista.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *