Noticias Politica Salud Social

Advierten que pacientes pediátricos son los más afectados por los virus respiratorios de invierno

thumbnail

  Fiebre, decaimiento, secreción nasal, tos no persistente y ruido aéreo son algunos de las señales que indican algún cuadro viral.

–           

A medida que baja la temperatura y se acerca el invierno se incrementan las consultas médicas por enfermedades propias de esta época del año como son Virus Respiratorio Sincicial (VRS), la Influenza A y B, la Parainfluenza y el Adenovirus, que afectan principalmente a pacientes pediátricos.

Dentro de dicho grupo específico, quienes se ven más afectados por estas enfermedades son los menores de dos años. Y uno de los riesgos es que presenten un cuadro clínico exacerbado, según indicó la enfermera y docente de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Talca, María Ester Muñoz.

En cuanto al cuadro clínico que pudieran presentar los menores por dichos virus se encuentra la fiebre moderada (38° – 38,5°), decaimiento, rechazo del pecho, secreción nasal, tos no persistente y ruido aéreo. “En una primera etapa los síntomas de estos virus no tienen mayor diferencia con los del Covid-19, el cual también es un virus respiratorio. De todas formas es bueno mencionar que en el caso de los pacientes pediátricos, según cifras entregadas la semana pasada, el 14% que son Covid positivo son asintomáticos; el 36% de ellos tienen una sintomatología leve que no amerita consulta y, en general, un 96% de los que tienen el virus tienen cuadros sin febrilidad y solo un 1,2% requiere apoyo de ventilador. Entonces en edad pediátrica, al menos hasta ahora, la evidencia que se tiene es que se ha portado de manera más benigna con los pacientes pediátricos”, explicó María Ester Muñoz.

Por otra parte, la especialista aconsejó tener ciertos síntomas en cuenta antes de acudir a un centro asistencial de salud, sobre todo en menores de dos años, como respiración agitada, si hay cansancio a la hora de la alimentación y si se hunde el pecho y se notan las costillas al respirar.

En cuanto a la posibilidad de que bajen los contagiados por los virus respiratorios de invierno este año debido a la cuarentena, obligatoria y voluntaria, que se está viviendo en el país por el coronavirus, la enfermera indicó que “producto de eso, de que los niños no están en clases, más las normas de higiene que deben tener producto del Covid-19, pudiese haber una baja en los índices de infección del VRS, Influenza, Parainfluenza y Adenovirus”.

 

SUGERENCIAS

En ciudades como Talca, Osorno, Temuco, entre otras, donde la contaminación atmosférica es alta producto de los humos visibles que genera la leña húmeda se debe tener mayor cuidado con los menores, sobre todo con aquellos que tienen enfermedades crónicas como asma y síndrome bronquial obstructivo debido a que se tienden a agudizar los virus respiratorios. “A esto se debe sumar el humo del cigarro, porque el menor al respirar ese humo los contaminantes le producen cierto grado de alergia en la mucosa de la vía aérea, entonces si además a esa mucosa la agregamos una infección respiratoria, la respuesta es mayor, por lo tanto el cuadro es más severo, por lo que no se debe fumar dentro de la casa”, explicó la enfermera pediátrica.

Por otra parte, también se debe tener en cuenta que a pesar de que los niños se encuentran en casa, se debe ventilar el hogar todos los días por a lo menos 15 minutos para así no favorecer las infecciones respiratorias, pero siempre teniendo resguardo de no producir cambios bruscos de temperatura.

En cuanto a la temperatura ideal para tener en casa, ésta es de 18° a 21°C porque se debe tener en cuenta de que los niños, sobre todo los menores de dos años y los en edad pre-escolar, siempre están en movimiento, no como los adultos que son más sedentarios.

Respecto de la forma adecuada de vestir a los niños en esta época del año, la académica de la Universidad de Talca indicó que el menor se debe abrigar solo cundo éste salga y desabrigar una vez que se llegue al lugar de destino si las condiciones así lo permiten. “No se debe sobre abrigar porque eso favorece la transpiración y si esa transpiración se enfría en el cuerpo genera un cambio de temperatura con el cual se puede predisponer el bebé a una infección”, detalló la enfermera Muñoz, quien además enfatizó que la lactancia materna es fundamental para la prevención, la igual que seguir el plan de vacunas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *