Noticias Salud Social

¿Por qué las personas creen que otros son irresponsables cuando salen a las calles y no ellos, pese a tener conductas similares?

IMG_2277

El académico de la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca, Héctor Vargas, explicó que este comportamiento humano se conoce como “sesgo del beneficio propio”.

IMG_2279

–          Un caso común, dice, es ver a personas que son entrevistadas en la calle y se quejan por aquellos que salen y son irresponsables o no hacen caso a las medidas de seguridad por la pandemia, pero no se dan cuenta que ellas están haciendo lo mismo.

–          El profesor hizo un llamado a ser más compasivos y entender que el otro probablemente tiene una razón justificada para salir, al igual que nosotros mismos,

¿Cuál es su percepción cuando sale a comprar o tiene que trasladarse a espacios públicos durante estos meses de cuarentena y observa a muchas personas en las calles? Si su respuesta es que cree que ellos son irresponsables en su actuar, debe saber que la gran mayoría de la población cree lo mismo que usted. Es decir, que quien observa tiene una salida justificada y razonable, mientras los “otros” son vistos como inadecuados en su actuar.

El fenómeno –intrínseco en las personas- es estudiado por especialistas en psicología, entre ellos el profesor de la Universidad de Talca, Héctor Vargas, quien explica que a esto se le llama “sesgo del beneficio propio”. Un caso común, dice, es ver a personas que son entrevistadas en la calle y se quejan por aquellos que salen y son irresponsables o no hacen caso a las medidas de seguridad por la pandemia, pero no se dan cuenta que ellas están haciendo lo mismo.

“Ellos justifican su comportamiento y ven como menos favorable el comportamiento del resto”, aun cuando esas otras personas pudieran tener razones importantes para salir de sus casas pese a la cuarentena, explica el psicólogo especialista en comportamiento social.

Como un ejemplo extremo de este fenómeno, el profesor menciona lo que ocurría en muchas ciudades de España con los denominados “policías de balcón”, que eran personas que durante la pandemia agredían a quienes circulaban por las calles, diciéndole cosas hirientes o lanzándole objetos, sin saber la razón por la que estaban ahí.

Por esta razón el académico hizo un llamado – además de ser responsables con respecto a la circulación en las calles- a ser más compasivos y entender que el otro probablemente tiene una razón justificada para salir, al igual que nosotros mismos, como es el caso de quienes deben trasladarse por razones laborales: “Sabemos que muchos se deben desplazar a su trabajo, como es el caso del personal de la salud o trabajadores de supermercados que han continuado trasladándose, entonces también debemos ser cuidadosos al momento de juzgar a los demás”.

El académico enfatiza la importancia de entender este sesgo, ya que es intrínseco al ser humano, y avanzar hacia una sociedad más compasiva. “Debemos juzgar menos a los otros y comprenderlos, eso nos ayudará a ser una sociedad más tolerante y empática”, dice.

Invulnerabilidad

Por otra parte, el académico señala que este mismo sesgo tiene diversas variantes, entre las que se cuenta la denominada ilusión de invulnerabilidad, que se expresa por ejemplo cuando creemos tener menos posibilidades de enfermarnos que otros en nuestro entorno. “Este rasgo se observa habitualmente en los jóvenes, quienes creen que tienen menos vulnerabilidad que el resto, ya sea de contagiarse durante esta pandemia o en otras situaciones como por ejemplo al no usar preservativo en sus relaciones sexuales o al efectuar una conducción imprudente de vehículos”, detalla.

Pero destaca que esta percepción claramente no es correcta y releva la importancia de cuidarse entre todos: “En el caso específico de la pandemia, todas las personas tienen la misma posibilidad de contraer el coronavirus o de contagiar a sus cercanos, a pesar que sientan que son invulnerables, como sabemos los jóvenes pueden traspasar la enfermedad a sus padres o abuelos quienes si tienen un mayor riesgo de generar complicaciones de salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *